DRP: Plan de Recuperación de Desastres

por Atalait el Oct 25, 2017 8:00:00 AM

DRP-Que-es-un-plan-de-recuperacion-de-desastres-y-cual-es-el-valor-de-implementarlo.jpg

Seguramente has escuchado o leído acerca de un Disaster recovery Plan o DRP, todos dicen que es fundamental dentro de una estrategia empresarial pero, ¿Qué es un Plan de Recuperación de Desastres? Es un protocolo de acción que se pone en marcha cuando ocurre algún incidente que ponga en peligro la integridad tecnológica de una empresa.  

Ante esta definición puede surgirnos otra duda: ¿qué es un desastre? Un desastre empresarial es toda aquella eventualidad que interrumpe en cierto grado o paraliza por completo el funcionamiento de los sistemas informáticos de una empresa, teniendo afectaciones que pueden quedarse únicamente en fallas en los procesos internos o que pueden tener un impacto negativo con la reputación de los clientes.

Todas estas consecuencias las podemos ver desde un enfoque financiero y en todas ellas habremos de encontrar pérdidas significativas para la organización. Precisamente para evitar que las organizaciones pierdan inversiones millonarias a causa de desastres tecnológicos se han creado los DRP, servicio que forma parte de la continuidad del negocio.

Para implementar un plan de recuperación de desastres primero es necesario realizar un análisis de riesgos informáticos de la empresa. Aquí se define cuál es el porcentaje de riesgo que se tiene ante un desastre según el contexto y la exposición. Ningún DRP es igual a otro. Todos ellos se crean de acuerdo con las necesidades, los objetivos y el presupuesto de cada empresa.

Una vez realizado el análisis de riesgo, los directivos de la organización deben conocer perfectamente el funcionamiento de los equipos, de esta manera será posible definir prioridades, es decir, el orden de importancia en el cual los datos y sistemas de la empresa deben ser protegidos. El punto central de un DRP es procurar el bienestar y la integridad de los datos y la información de la empresa.

De esta manera, un plan de recuperación de desastres no incluye únicamente acciones que protegen y aseguran la infraestructura tecnológica, algunos de los aspectos que se cubren son:

  • Respaldo a la información de los clientes y colaboradores de la empresa para garantizar la seguridad informática.
  • Aseguramiento de los procesos informáticos para que puedan llevarse a cabo de manera remota. 
  • Acciones de respaldo de la información crítica para la empresa. 
  • Funcionamiento de centros alternos de trabajo en los que se puedan cargar los sistemas y datos de la empresa para que los empleados puedan continuar con las operaciones críticas.

Es importante mencionar que algunas empresas ya cuentan con un Disaster Recovery Plan, pero nunca lo han puesto en marcha ni tampoco han realizado pruebas. Esto podría resultar en lo mismo que si no tuvieran el DRP. Si en el momento en el que ocurre el desastre los sistemas respaldados no funcionan o la información se pierde, el plan no podrá dar los resultados esperados. En consecuencia, se generan grandes pérdidas para la empresa y no se logra el retorno esperado de la inversión.

DRP-Que-es-un-plan-de-recuperacion-de-desastres-y-cual-es-el-valor-de-implementarlo2.jpg

 

¿Qué hace valioso a un DRP? 

 

Sabemos que actualmente muchos de los procesos de las empresas se realizan de forma digital o virtual, por lo que los desastres tecnológicos podrían poner en verdadero riesgo las finanzas de cualquier organización. Por esta razón, es indispensable proteger las inversiones por medio de un plan de recuperación que respalde y resguarde la información y los datos que son críticos para el funcionamiento del negocio.

Todos los problemas tecnológicos, tarde o temprano, tendrán un impacto sobre los números de las organizaciones, por eso es mejor tener un plan de recuperación de desastres que permita cuide de una de los activos más importantes de las empresas en la actualidad, la información. 

El análisis de los riesgos a los que la empresa está expuesta hace posible que se generen protocolos de actuación que cuiden de los sistemas, los datos y la información importante, resguardando el valor de la empresa.

Los desastres no se pueden evitar y prácticamente es imposible saber en qué momento llegará uno, se debe estar preparado ante cualquier tipo de eventualidad. Así los daños no necesitarán una inversión mayor para reponerse o para que los procesos puedan entrar en funcionamiento nuevamente.

Los activos tecnológicos más importantes de la empresa estarán protegidos y será más sencillo rescatarlos de cualquier eventualidad sin tener que invertir más dinero en su recuperación o en su nueva implementación. ¿Las empresas están preparadas para una crisis? Si aún no lo están será mejor que comiencen a pensar en estas estrategias como un aliado para su capital.

Cómo calcular el impacto financiero de un DRP