Cuando el ROI no llega en la inversión tecnológica

por Atalait el Sep 15, 2017 8:00:00 AM

Cuando-el-ROI-no-llega-en-la-inversion-tecnologica.jpg

Tomar la decisión de invertir en tecnología no es fácil. Necesitamos un valor cuantificable.

Es verdad que la inversión tecnológica podría ser uno de los activos cuyos resultados y retorno son difíciles de medir. Además, existe un amplio número de posibilidades con las que puedes medir y justificar, financieramente hablando, la inversión en tecnología.

Algunas de estas medidas financieras son: el retorno de inversión, el valor actual neto, la tasa interna de retorno, el periodo de recuperación de la inversión, y el coste total de propiedad. Todos estos son números que convierten a la inversión en algo 100% tangible. Sin embargo, debemos entender que también existen beneficios dentro de la inversión tecnológica que no son tangibles y tienen un impacto directo en las utilidades de la empresa.

Algunos de los problemas que surgen al medir la rentabilidad de la inversión tecnológica provienen de aspectos distintos a considerar: el periodo de espera que necesitas para percibir el retorno de la inversión y la medición de los beneficios y los costes. Esto es lo que convierte a la tecnología en una inversión mucho más integral.

Si hablamos del tiempo en el que la inversión tecnológica se recupera, también es necesario considerar la naturaleza de la tecnología y el grado de integración de la innovación tecnológica al interior de la empresa. Mientras más empapados de conocimiento sobre el tema estén todos los colaboradores, menor será el tiempo que se requerirá para explotar los beneficios de los nuevos recursos tecnológicos. 

Para hablar de  los beneficios tangibles que la inversión en tecnología le brinda a la empresa, podemos enlistar los siguientes:

  • Reducción de costes en mano de obra derivados de una sistematización y automatización de procesos. 
  • Ahorro en gasto de capital por procesos externos o que se suman a los propios de las empresas.
  • Ganancias mayores debido a la productividad de todos los equipos y al incremento en el inventario en menores tiempos.
  • Reducción en el tiempo muerto de cada proceso y de cada colaborador, de esta manera los activos estarán trabajando a su máximo potencial, brindando mayores beneficios a las cuentas de la empresa.
  • Más ventas e ingresos a través de un proceso complejo. La inversión tecnológica ayuda a la empresa a conseguir más ingresos a través de la ampliación de su cartera de clientes. Este probablemente podría ser el número más importante al momento de valorar el costo de la inversión tecnológica.
Cuando-el-ROI-no-llega-en-la-inversion-tecnologica1.jpg

¿Pero qué hay de los beneficios intangibles a través de los cuales también existe un retorno de la inversión? Podría ser complicado hablar de ellos puesto que los números y los reportes financieros no nos dicen mucho. No obstante, podemos señalar los siguientes beneficios intangibles: 

  • Aumento en la satisfacción del cliente. Lo que genera relaciones comerciales sólidas y duraderas, dando como resultado clientes fieles que generan ingresos constantes y que pueden mantener sólidas las finanzas de la empresa.
  • Mayor disponibilidad y accesibilidad de la información, lo que genera que los procesos que dan como resultado ingresos económicos no se detengan ante ninguna contingencia. Esta es una forma en la que todos los colaboradores seguirán trabajando y generando ganancias en todo momento y en todo lugar.
  • Reducción de tiempo en la realización de procesos productivos, que aunque bien, éstos sí se pueden medir y hacerlos tangibles, también tienen directa relación con el ROI obtenido a causa de la inversión tecnológica.

De esta forma podemos ver que presentar e invertir en proyectos de tecnología genera una importante necesidad de justificar el desembolso. El ROI aunque parece un cálculo sencillo, a veces resulta difícil cuantificar la ganancia obtenida tras una inversión de esta naturaleza.

Sin embargo, esto no significa que sea imposible de medir o bien, que la inversión sea imposible de justificar. Mucho menos es sinónimo de que la tecnología no genera un retorno considerable y de que se trate de un gasto para la empresa.

Es importante también considerar que la tecnología es aplicada a todos los procesos y a todas las áreas dentro de una empresa, por lo que los beneficios y los números se elevarán no únicamente en los reportes financieros o bien, no de forma directa y visible.

Por otra parte, los parques tecnológicos así como las estrategias innovadoras implementadas en la empresa no siempre se traducen en beneficios palpables. No obstante, afectarán directamente a los números generales. Es por esto que al momento de decidir invertir en tecnología se debe tener una relación bien definida del estado actual de la organización y de forma posterior habrá que ir observando los cambios que ocurran en todas las áreas.

Si hablamos de tecnología y de cálculos financieros, también es importante mencionar los objetivos de la empresa. Derivado de esto será la adquisición y las necesidades a cumplir, por lo cual, el retorno de  lainversión tecnológica será variable entre una y otra empresa. Para muchos CFOs de las empresas, el ROI se convierte en algo más que un número dentro de proyectos que involucren egresos mayores a 150 000 dólares. 

Pero también hablar del ROI nos pone a pensar, ¿cuánto podría valer la seguridad de la empresa? Para muchos líderes el retorno de la inversión deja de ser tan importante al momento en el que conocen los beneficios que la tecnología puede dar a las empresas.

El parque tecnológico y los procesos de innovación se convierten en un activo que otorga más valor comercial a las empresas. Muchos CIOs mencionan que si algunos de sus procesos de seguridad se ven beneficiados a través de la tecnología, piensan en implementar y realizar la inversión tecnológica aún sin conocer el ROI, pues dentro de estos procesos es donde se encuentra el core de la empresa.

Y para ti, ¿qué es más importante al momento de hablar de activos financieros?

Cómo crear activos tecnológicos para incrementar el valor de la empresa